Bendito Septiembre

Septiembre…. Qué decir de él? Tan odiado como querido a partes iguales.

Querido por devolver la estabilidad y la seguridad de las horas planificadas y sin el agobio de pensar que vas a hacer hoy porque ya se te han acabado las ideas sobre todo si hay un ‘míni yo’ por la casa. Y odiado por volver a las rutinas de siempre y dejar de disfrutar de las delicias de las vacaciones.

Septiembre… Es ese mes que tan cruelmente te devuelve de una patada a la vida real y te dice: ‘¡he que las vacaciones no se pagan solas!’.

Muchos hablan de la cuesta de enero pero nadie habla de la cuesta de septiembre, la vuelta al cole\uni\trabajo, comprar útiles, uniformes, ropa, libros y un largo etc que te deja pelado.

Pero a pesar de la negrura del horizonte no todo es malo, hay esperanza en la galaxia. 

¿Te acuerdas de esos amigos de universidad que durante todo el verano decían ‘sí sí, hay que verse un dia’, ‘de este mes no pasa’, y se quedaba en el “hay que…”? Pues ahora podréis quedar y volver a veros.

Los peques se ponen contentos por volver a ver a sus compañeritos del cole y olvidando el motivo del llando tan desconsolado y terrible que tenía al principio del día. 

Y los trabajadores ven como vuelve a entrar dinero a sus bolsillos después de un largo mes de despilfarros.

Y por último pero no menos importante, y los que son como yo me entenderéis perfectamente, ¡VUELVE EL INVIERNO! sí, por fin. Porque no hay nada mejor que estar tapado en tu casa con tu mantita y darle la bienvenida a ese chocolate caliente, los jerseys que te tapan las ‘lorzillas’ y salir a la calle y no morir en el intento bajo los rayos fulminantes del verano. Que por lo menos si te tapas ya no pasas frío.

Septiembre septiembre, cuánto te queremos y te odiamos, pero pese a todo aún estás ahí dandolo todo. Que como ese hermano molesto, pese a todo ¡te queremos igual!.

¿Y tu cual es tu excusa para continuar en nuestro querido septiembre?

Anuncios

VOLVER A LA RUTINA CON OPTIMISMO


Ideas para organizarte

 


 

Ahora que ha empezado septiembre todo el mundo vuelve a sus respectivas rutinas, los peques al cole, los no tan peques al instituto o universidad, como yo, y los adultos al trabajo. Con ello vienen los conocidos “sindromes postvacacional” etc. etc. etc.

Por eso les quiero dar unos consejitos para que afronten con positivismo y energía este regreso de vacaciones, para que seamos más productivos, organizados y así evitar que la rutina del día a día nos coma. Y para los que estudiamos, si seguimos estos consejos nos ayudará a estar al día con nuestros estudios y evitará los posteriores dolores de cabeza de… ¡¡¡¡ AAAAYYYY QUE VOY A SUSPENDER!!!

Aquí vamos con los consejitos 😉

 

 

 1.  RESPIRA, CON CALMA

No desesperes el primer día de tu vuelta al trabajo o a clase, tómatelo con calma y plantéate bien tu trabajo y estudios.

2.   ORGANÍZATE

Existen infinidad de agendas, calendarios, notas, pizarras, móviles, etc. que puedes utilizar para planificar tus actividades ya sea diario, semanal, mensual o anual. Anota las principales actividades que realizarás en el mes o en la semana con fecha y hora si es posible y de cuando a cuando durará dicha actividad.

Puedes seguir estos pasos para ayudarte a organizar tu trabajo:

  • ACTIVIDAD A REALIZAR
  • HORA DE INICIO Y FINALIZACIÓN (SI FUERA POSIBLE)
  • CANTIDAD DE HORAS DEDICADAS AL ESTUDIO
  • TIEMPO Y DÍAS QUE DEDICARÁS A OTRA ACTIVIDAD
  • TAREAS DEL HOGAR QUE REALIZARÁS CADA DÍA (ESPECIALMENTE PARA LAS QUE SON MADRES O VIVIMOS SOLOS)
  • ORDENA TU ESPACIO DE TRABAJO (sigue el enlace si quieres ver algunas ideas para ordenar tu escritorio)

3.   PRIORIZA

Según el orden de importancia, prioriza lo que sea más urgente o le que sepas que te llevará más tiempo o lo que te sea más complicado de realizar. Planifica tu día para ser más productivo y permítete tener un momento de ocio ya que eso te ayudará a estar más relajado/a y afrontar el día con felicidad. Pueden ser un par de minutos o unas horas pero no le dediques demasiado porque corres el riesgo de desatender el resto de tus actividades. Mi consejo es que lo hagas por la mañana cuando te levantas, si tienes tiempo, y sinó por la noche para acostarte relajado.

4.   LOS BREAKS

Me gusta llamar así a los pequeños tiempos entre actividad y actividad. Si estás estudiando ponte un tiempo, 2 horas de estudio y media hora para descansar, de esta manera no saturarás a tu cerebro y recordarás mejor lo que hayas estado estudiando; en el caso del trabajo, serás más productivo pero en lugar de descansar 30 min descansa 10 o 15 min y luego vuelve a retomar tu actividad.

 

5.  TIEMPO LIBRE

Dedica un día a la semana para hacer cualquier otra cosa que no tenga que ver con tus estudios o trabajo. Por ejemplo: poner al día tu blog, salir con tus amigos, ir al cine, salir a dar un paseo, comer fuera con tu familia, realizar alguna actividad que te guste como algún deporte o danza o simplemente si te apetece quedarte en tu casa viendo pelis comiendo palomitas tirado en el sofá o jugando a la consola, la cosa es desconectar por completo de lo que siempre haces durante la semana para no estresarte ni saturarte. Para esto lo mejor son los viernes o los sábados pero si lo haces cualquier otro día no pasa nada.

6.  PUESTA A PUNTO

Finalmente puedes dedicar el domingo, por ejemplo, para organizar tu semana y prepararte para una semana más de trabajo. Ten en cuenta los pasos del punto 2 para reorganizar tu semana pero siempre con calma.

 

EXTRA ¡MUY IMPORTANTE!

Si realmente quieres tener un buen rendimiento presta atención:

 

 

NO TE ACUESTES TARDE (para eso haz tenido las vacaciones)

largeDUERME TUS 8 HORAS DIARIAS  (no servimos de nada si estamos con la almohada todo el día pegada a la cara)

 

 

LEVÁNTATE A UNA HORA PRUDENCIAL (que te de tiempo a arreglarte decentemente por las mañanas, lavarte la cara, y tomar un buen desayuno)

 

NO HAGAS TRABAJOS O ESTUDIES HASTA ÚLTIMA HORA (aunque la mayoría de las veces soy
la primera en romper esta regla cuando voy hasta arriba de trabajo XD).

 

Si consigues seguir estas pautas verás como no se te hace tan pesado la vuelta a tu rutina por sobre todo tómate la vida con filosofía, si un problema no tiene solución no te agobies, sólo conseguirás estresarte por algo que no tiene solución y acuérdate que tu salud es siempre lo primero no le servimos a nadie si estamos mal, ni siquiera a nosotros mismo.

Espero les haya gustado estos consejos, que los pongáis en práctica y que me contéis por aquí o por las redes sociales si les ha servido o si ha sido un completo fracaso… espero que no 😉

Próximamente subiré un post dedicada a todos los estudiantes para afrontar mejor un examen o una entrega de informes.

     ¡Hasta la próxima!