Lon niños no son malos, a los niños hay que educarlos

No sabía cuando escribir este post porque son muchas las cosas que tengo que elegir sobre las que escribir pero gracias a un desafortunado vídeo que me llegó a través de facebook, en la que catalogan a una niña como psicópata sin mostrar el vídeo completo, que quería colaborar y compartir mi opinión acerca de una publicación de mi amiga bloggera Mamá Adanyl y las escena que presencié hoy en la calle fue la gota que colmó el vaso y que en mi opinión era un poco exagerada, son los factores que me han decidido a publicar esta entrada.

Resulta que hoy cuando volvía de mi clase de inglés vi como una madre a todo pulmón le gritaba a su hija pequeña, que no debería tener más de un año, diciéndole:” ¡ME TENÉS HARTA, ME TENÉS HARTA, NO TENÉS UNA M…. DE CONSIDERACIÓN, PENDEJA DE ….!”, todo esto mientras la niña lloraba desconsoladamente y la madre le seguía gritando y sacudiéndola por el brazo (ahora me arrepiento de no haberle dicho nada).

No sé por qué motivo estaría enfadada la madre con la niña, ni soy madre para saber como reaccionaría en una situación parecida, pero en mi humilde opinión creo que no es una excusa para tratarla de esa manera porque a esa edad la niña con un año o dos aún no tiene conciencia que existe alguien con otras necesidades además de las de ella, que tiene que comer, trabajar, descansar, etc, esto es lo que Piaget denominó egocentrismo infantil, etapa que se produce entre el año (estadio sesorio-motriz) y los 2 a 4 años (estadio preoperacional), no me voy a enrollar pero si queréis saber más hacer click aquí.

Como ya he dicho antes no soy madre aún como para saber cual es la mejor forma de educar a un niño, solo tengo el título de educadora infantil, pero creo que al ser nosotros los adultos y padres somos los que, por más que el niño nos saque de nuestras casillas y estemos al borde de un ataque de nervios debemos pensar que es solo un niño, está aprendiendo y que nosotros somos su primer espejo l en el cual se mirarán y sacarán el ejemplo para crear su futura personalidad y es a partir de nuestras actitudes con ellos y con el resto que aprenderán las habilidades sociales que necesitan para enfrentarse al mundo y a los problemas… SOMOS SU MODELO A SEGUIR.

Si frente a una situación estresante nuestra primera reacción es ponernos de los nervios, tirar las cosas, romper, insultar y gritar como si no hubiese un mañana nuestros hijos pensarán que es así como se arreglan las cosas o que así es como se consigue lo que uno quiere y seguro que nadie quiere que sus hijos resuelvan sus problemas de esa manera.

Los niños de por sí no son malos, ni feos, ni tontos, ni trastos, ni muchísimo menos psicópatas (como vi en ese vídeo) ni todas esas cosas negativas que se les suelen decir sin pensar en que les estamos haciendo un mal (involunatariamente  muchas veces), pueden ser sí traviesos, distraídos y un poquito egocéntricos pero es su naturaleza y están aprendiendo y nosotros como adultos debemos enseñarles lo que está bien, lo que está mal, que si no se puede ir al parque o gastar más dinero en chuches o en juguetes es porque mamá o papá tiene que trabajar o porque no alcanza el dinero o simplemente porque estamos un poco cansados. Al principio no lo entenderá pero si los acostumbramos a que muchas veces en la vida no vamos a conseguir lo que queremos lo terminarán entendiendo y agradecerá en un futuro que les hayamos enseñado bien, tal y como me han enseñado a mí mis padres  y no por ello uno deja de quererlos.

Distinto es si el niño tiene algún problema como un trauma infantil, enfermedad u otro problema por lo que antes de catalogarlo deberíamos observar e investigar cuales son los motivos que lo han llevado ha realizar determinadas acciones y en caso de que fuese necesario, que sería lo más probable y recomendable, llevarlo con el especialista adecuado para que evalúe el mejor tratamiento para el niño, como fue el caso de dicho vídeo que si queréis buscarlo está en youtube pero yo no quiero subirlo a mi blog, en este vídeo se mostraba a una niña que reconocía ser cruel con su hermano y querer la muerte de sus padres pero esto se debía a que de pequeña había sufrido abusos sexuales por parte de su padre y por ende le habían afectado en su vida, pero hoy en día está recuperada y ayuda a otros niños con los mismos problemas que tuvo ella.

Vale creo que me he desahogado jejeje, bueno, lo dije antes y lo digo de nuevo, si realmente somos nosotros los adultos está en nuestras manos comportarnos como tales y enseñar a nuestros niños, ellos son que son el futuro (una frase un poco trillada pero yo creo en ella),

Espero no haber sido muy pesada y les haya gustado. Un saludo a todos y no se olviden dejar su comentario, darle a me gusta y compartirlo con vuestros amigos.

FELIZ LUNES!!!

Anuncios