Descubriendo mi nueva alergia y aprendiendo a convivir con ella.

Desde luego cada día que pasa me convenzo más de que somos lo que comemos porque el secreto de la salud está en los alimentos y como los comemos… ¿Y por qué digo esto?…  Pues por algo que me ha pasado y me pasa cada día.

Resulta que hace un buen tiempo sufrí de un serio brote de lo que yo creía que era acné por lo que intentaba tratarlo con cremas, lociones incluso yendo a un dermatólogo pero nada funcionaba. No fué hasta hace cosa de un mes que no caí en lo que me pasaba. Cogí una gripe de aupa y como me dieron mal la medicación estuve bastante tiempo para recuperarme alimentándome a pollo y arroz, porque estuve una semana mala del estómago. Fue entonces cuando me dí cuenta que durante esta semana en la que no había consumido nada de salsas ni leche, mi piel había mejorado y decidí hacerme las pruebas alérgicas CHAN CHAN CHAN…. efectivamente volvía a ser alérgica... esta vez a la caseína de la leche e intolerancia a la lactosa.

Así que he tenido que modificar toda mi dieta algo a lo que me acostumbrado rápido puesto que antes de pequeña también sufría de distintas alergias, la única diferencia es que ahora mi alergia alimentaria es un poco más complicada.

Analizando todo este tema me he dado cuenta de varias cosas tanto a la hora de salir a comer fuera como para comprar en el supermercado.

Me he dado cuenta que muchas veces en los supermercados están especificados los productos que no tienen gluten pero sin embargo para los que no podemos tomar nada de leche muchas veces las etiquetas son engañosas o no están correctamente especificados o medio ocultas y te tiras bastante tiempo para encontrar los alérgenos.

Hasta las cosas más impensables llevan leche, y es que me saca de mis casillas, una de esas decepciones fueron los polos de fruta de mercadona. En la etiqueta principal decía que no tenía lactosa pero al mirar los ingredientes tenía incorporado leche, cosa que no entiendo porque se supone que los polos esos de fresa, limón y naranja son de hielo y no deberían llevar, eso la verdad es que me deprimió mucho.

También a la hora de comer fuera es algo complicado, ya que si muchas veces no te ciñes a restaurantes tipo, VIP’S, Mc’ Donalds o parecidos, el resto no te aseguran al 100×100, qué productos están hechos con leche o derivados porque aunque le digas que tienes alergia algunos utilizan productos envasados que sí que los llevan o te dicen que no llevan lactosa y la alergia a la leche no es solo lactosa si no también sus proteínas.

Obviamente es comprensible que no todos los sitios y los supermercados tengan productos adaptados para todos los tipos de alergias que existen pero sí que no estaría mal que por lo menos, mínimo, que estén la información de alérgenos visible, legible y que no sea engañosa.

Ufff… creo que me he desahogado jejejeje, XD , me hacía falta, jajaja, perdón por el rollo.

Como he comprobado, aún más de cerca, he ido experimentando con distintas recetas adaptados a alérgicos a la leche, he investigado sobre las diferencias entre intolerancia y alergias entre otras cosas y me gustaría que con esta nueva experiencia que estoy viviendo pueda ayudar algunos de ustedes y que mi pequeño granito de arena les sirva para hacer más llevadera su convivencia con la alergia.

Un besazo a todos y perdón por el rollo.

x-Kawaii-Naruto-x121665187280_gros

Anuncios

Por Favor, no dejes ningun enlace. Visito a todos los que comentan! Si de todas formas lo dejas, te informo de que el enlace será borrado... Gracias!! ^_^

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s